¡Frente de liberación de libros!

platero

“Un libro no es sólo un amigo, también te ayuda a hacer amigos. Cuando has poseído un libro con la mente y el espíritu, te has enriquecido personalmente. Pero cuando se lo pasas a alguien te has enriquecido por triplicado.” — Henry Miller, Los libros en mi vida (1969)

En el año 1926 el rey Alfonso XIII firmó un decreto para crear oficialmente la Fiesta del Libro Español que se celebraría el 7 de octubre (fecha de nacimiento de Cervantes). En 1930 se instaura definitivamente la fecha del 23 de abril (día de la muerte de Shakespeare y Cervantes) como Día del Libro. En Cataluña la denominación oficial se fue diluyendo ya que coincidía con el patrón San Jorge; hoy millones de catalanes se regalarán rosas y libros. Finalmente el 23 de abril sería declarado el Día Internacional del Libro por la UNESCO.

Desde 2001 una panda de pirados literarios decidieron compartir los mundos mágicos de la lectura a través de la liberación de libros. Liberar consiste en dejar un libro en “la selva” (la calle, un parque, un bar…) con una etiqueta y un código de seguimiento. En la etiqueta se explica que se trata de un libro viajante y libre, que irá pasando de mano en mano, y podrá saberse por dónde se mueve gracias a su código de seguimiento.  Ésta será mi celebración personal, hoy liberaré dos libros escritos por autores laureados con el premio Nobel y que me marcaron en algún momento de mi vida, con la siguiente etiqueta:

“¡Hola! Soy un libro muy especial. Estoy viajando por el mundo haciendo amigos. Espero haber encontrado un amigo en ti. Por favor, visita www.BookCrossing.com e introduce el número BCID XX-XXXXXX. Ahí descubrirás dónde he estado y quién me ha leído, y podrás hacer saber que estoy sano y salvo en tus manos. Después… ¡Lee y Libera!” 

Platero y Yo, de Juan Ramón Jiménez

Para los amantes de la lengua y de la naturaleza éste es el libro perfecto. No posee una historia lineal, y su disfrute radica principalmente en el uso de la lengua tan perfecto y exquisito (no por nada se denomina narrativa lírica), pero no deben perderse de vista los mensajes claros y contundentes que su autor (premio Nobel de Literatura) nos manda sobre el respeto, el cuidado y el amor a la naturaleza. Si pensabais que Platero y Yo era un libro sólo para niños, os equivocabais. Aquéllos que tenéis o hayáis tenido alguna vez un animal de compañía os sentiréis plenamente identificados. Lo liberaré en un parque, cerca de un área de perros donde sé que muchos amantes de los animales pasean.

“¡Qué hermoso el campo en estos días de fiesta, en que todos lo abandonan! Apenas si en un majuelo, en una huerta, un viejecito se inclina sobre la cepa agria, sobre el regato puro… A lo lejos sube sobre el pueblo, como una corona chocarrera, el redondo vocerío, las palmas, la música de la plaza de toros, que se pierden a medida que uno se va, sereno, hacia la mar… Y el alma, Platero, se siente reina verdadera de lo que posee por virtud de su sentimiento, del cuerpo grande y sano de la Naturaleza, que, respetado, da a quien lo merece el espectáculo sumiso de su hermosura resplandeciente y eterna.” –Platero y yo, LXX Los Toros

Siddharta, de Herman Hesse

Ganador del premio Nobel de Literatura, Hesse centró su obra alrededor del tema del autodescubrimiento, el autoconocimiento y el autodesarrollo. Siddharta constituye una de sus obras más accesibles y fáciles de leer: novela corta, lineal y sencilla. A pesar de su sencillez, esta novela alberga múltiples enseñanzas de sabiduría y acompaña a su personaje a través de diferentes etapas de su vida: hedonistas, de abandono, de iluminación, etc. Es el libro perfecto para aquéllos que se encuentran en un momento vital de incertidumbre y tristeza por una pérdida. Lo liberaré en una zona cercana a la playa.


Y vosotros, ¿os animáis a formar parte de este movimiento internacional de liberación y caza de libros? -EgoYoMe

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura, Sociedad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡Frente de liberación de libros!

  1. bodicea72 dijo:

    Nunca he sido de esas personas que guardan sus libros como reliquias aunque siempre hay alguna excepción. Me parece una fantástica iniciativa a la que me apunto.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s